Cultura y Deporte

Empápate: Con letra pequeña y pensamiento grande.

Por Guillermo Romero Salamanca
Muy de mañana, después de revisar su correspondencia y sus papeles que ha dejado debajo de la estatua de San José, el Papa Francisco responde diferentes peticiones que le llegan a diario.
Su letra es menuda, pero sus mensajes son claros, precisos, prístinos. Sus cartas van dirigidas a políticos, a sacerdotes, obispos, religiosos, monjas, padres de familia, profesores o a cualquiera de las personas que a diario le escriben contándoles sus problemas o sus éxitos.

Páginas