Cultivos de matas de coca se redujeron en Colombia en un 7 % en 2020

Por tercer año consecutivo los cultivos de mata de coca se redujeron, en 2020 en un 7 por ciento  al pasar  de  154.000 hectáreas  en 2019 a 143.000.

Así lo dio a conocer en la mañana de este miércoles el presidente Iván Duque Márquez, al presentar el informe previo que le entregó el Sistema Integrado de Monitoreo de Cultivos Ilícitos (Simci), de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito.

El evento que se desarrolló en la Casa de Nariño contó con la presencia del representante de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito
(UNODC) en Colombia, Pierre Lapaque
; el Ministro de Justicia,
Wilson Ruíz Orejuela; y el Ministro de Defensa, Diego Molano Aponte.

De hecho, los cultivos de coca venían en reducción ya que en 2019 se reportó una disminución del 9 por ciento al pasar de 169.000 en 2018 a 154.000 hectáreas. Y en 2018 se sintió una leve reducción del 1,2 por ciento al pasar de  171.000 hectáreas en 2017 a 169.000.

(Por contexto, le sugerimos leer: ONU reporta la caída más alta de narcocultivos en siete años)

El informe completo será presentado en julio, pero por ahora se dio a conocer que durante el  2020, el potencial de producción de clorhidrato de cocaína pura alcanzó 1.228 toneladas, esto refiere que la capacidad de obtención de cocaína por hectárea se ha incrementado en los últimos años a pesar de la reducción del área sembrada.

A lo que se suma que la producción de hoja de coca puede ser de 997.300 toneladas métricas (tm) y en relación con la productividad del cultivo, a nivel nacional, el rendimiento anual de hoja de coca por hectárea se determinó en 6.4 tm/ha/año.
 

En cuatro departamentos se incrementaron los narcocultivos

De acuerdo con Simci, Naciones Unidas, en cuatro departamentos hubo incrementos significativos de sembradíos de coca entre 2019 y 2020.

En Córdoba se incrementaron en un 30 por ciento, la cifra de 2019 era de 2.830 hectáreas, lo que se traduce a que en 2020 estaría en 3.722 hectáreas. En Antioquia el incremento fue del 27,5 por ciento, las hectáreas detectadas en 2019 estaban en 9.482, en 2020 llegó a 12.089.

En Bolívar se pasó de 7.965 hectáreas sembradas con coca en 2019 a 9.398 en 2020, lo que equivale a uun incremento del 10 por ciento.

En Chocó, el incremento también fue del 18 por ciento, se pasó de 1.248 hectáreas a 1.472.

En departamentos cocaleros hubo reducción 

En el informe preliminar de Simci se destaca la reducción de los narcocultivos en zonas históricamente con sembradíos grandes de coca.

En Caquetá disminuyeron en un 54 por ciento, pasaron de 4.511 en 2019 a 2.076 hectáreas en 2020. En Putumayo, la reducción fue del 20 por ciento, al pasar de 24.973 hectáreas a 

Caquetá (-54 %), Putumayo (-20 %) y Nariño (-17 %).

Respecto a las áreas de manejo especial, 29 % del área con coca en 2020 se concentró en Parques Nacionales Naturales, Tierras de las Comunidades Negras y Resguardos Indígenas. De estas tres, solo se observa un leve incremento en Parques Nacionales Naturales; Catatumbo-Barí continúa siendo el parque natural con mayor afectación.
Desde hace cinco años se consolida una tendencia a la concentración de los cultivos de coca particularmente en zonas de frontera y en zonas geoestratégicas para el tráfico de cocaína. Cuando esta concentración se estabiliza por cuatro años o más se establece un enclave productivo. En 2019 se habían detectado 7 enclaves; en 2020 se consolidan dos nuevos enclaves (San Pablo-Taracué en Bolívar y Orito-Vides en Putumayo). Los enclaves productivos ocupan el 16 % del territorio afectado y contienen el 40,5 % de la coca.

Durante el 2020 la Fuerza Pública alcanzó a través de la erradicación forzada, exterminar 130.000 hectáreas de matas de coca, y la meta para este año es de 130.000 hectáreas sobre la base que la resiembra se estima esta alrededor del 30 o 35 por ciento.

Versión tomada del diario El Tiempo de Bogotá.

Categoría: