Científico de la salud y en especial de la terapia neural, murió: Julio César Payán de la Roche.

Uno de los promotores de la terapia neural en Colombia, Julio César Payán de la Roche, murió en la ciudad de Cali luego de prestarle ingvaluable servicio a la salud en nuestro país como en América Latina y en el mundo en general.

Payán de la Roche, médico de profesión, fué decano  y profesor de la facultad de ciencias de la salud de la Universidad del Cauca y luego se dedicó de tiempo complewto a la terapia neural con excelentes resultados.

Fue concejal de Popayán, sufrió las consecuencias de la inseguridad al ser secuestrado y durante años hizo programas en la radio de la ciudad de Popayán.

Se constituyó en un gran líder de opinión a través de los micrófonos, inicialmente con Paulo Emilio Roldán y luego con Luis Horacio Bedoya y durante más de 15 años con Ovidio Reinaldo Hoyos Mosquera desde los espacios informativos.

Con otras personalidades de Popayán, impulsó campañas a favor de los damnificados del terremoto en el año 1983, una lucha que se extendió por varios años.

Su trabajo social fue reconocido desde la Fundación para la comunicación popular, FUNCOP Cauca, dónde fue director con importantes resultados.

Paz en la tumba de este gran profesional con amplios reconocimientos en Colombia y en el mundo. Resignación para Adalgiza Charría Quintero, a sus hijos, hermanos y demás familaires. 

Frente a la historia de la terapia neural, Payán de la Roche fue considerado un gran científico. Participó de congresos mundiales, siendo uno de los principales ponentes e invitados especiales.

Y cómo comenzó la terapia neural: "La Historia en Colombia inicia con el Dr. Germán Duque Mejía, quien había realizado su formación en Ginecología y Medicina Interna en Tübingen, Alemania. Cuando regresa a Colombia, el Dr. Duque se encuentra con un caso de dolor crónico cervical en uno de sus pacientes. El dolor llega a ser tan desesperante e incapacitante que lo lleva a la búsqueda de distintas opciones para el tratamiento sin ninguna mejoría en Colombia, sin ninguna otra solución que la quirúrgica según conceptos médicos en Houston y en Tübingen. Finalmente, estando en Alemania se encuentra con la consulta del Dr. Peter Dosch quien finalmente valora su paciente y lo trata con “Terapia Neural”. A pesar de su asombro, el Dr. Duque ve desaparecer un dolor cervical que llevaba años con su paciente (1). Posteriormente, el Dr. Duque se vuelve discípulo del Dr. Dosch y retorna a Colombia donde comienza a hacer consulta de Terapia Neural en la Hacienda Los Robles en Popayán. A su consulta se acercan médicos de gran prestigio y trayectoria a aprender Terapia Neural (entre otras alternativas) del Dr. Duque, tales como el Dr. Augusto Leiva, el Dr. Julio C. Payán, el Dr. Jorge Piñeros Corpas, el Dr. Arturo O’ Byrne, entre otros. La Hacienda los Robles se convierte en un semillero de enseñanza informal y de opción de tratamiento con Medicina Alternativa, Terapias Complementarias y de Integración (1). Hacia la década de los 80’s, que transcurrió parte aún en los Robles y después del terremoto de Popayán en 1983 luego en la Hacienda Kirpalamar en Arbeláez, la enseñanza de la Terapia Neural continúo realizándose, pero comenzó a mezclarse con la exploración de otras áreas del conocimiento y de otros sistemas médicos y alternativos. De manera que, la “Terapia Neural que era de un uso exclusivo pasó de ser única a ser un numeral dentro de los tratamientos establecidos con sentido diferente” (1). Es por esto que después de su muerte, al Dr. Duque se le reconoce como el padre de la bioenergética y otras ramas de la medicina en Latinoamérica. El terremoto de Popayán hace que el Dr. Julio César Payán se separe de su mentor Dr. Duque. Con el Dr. Payán, la Terapia Neural comienza a tener un camino diferente a la de su mentor. Ya que gracias a sus relaciones políticas, sociales y a sus múltiples encuentros académicos de “diálogos de saberes”, el Dr. Payán le comenzó a brindar a la Terapia Neural un sentido diferente. Esto incluyó el retomar los trabajos del Nervismo Ruso y la fisiología sintética pavloviana. El Dr. Payán bosqueja una nueva concepción de ser humano, de salud-enfermedad, de ética de la relación médico-paciente, es decir, del trasfondo filosófico y científico de la Terapia Neural. Estos nuevos planteamientos se realizan en parte desde los sistemas complejos (la complejidad) y desde descubrimientos cruciales de la física y de la matemática, así como aspectos del humanismo y las ciencias sociales. Este nuevo matiz filosófico que adquiere la Terapia Neural que comenzaba a diferenciarse bastante de la propuesta técnica inicial de la Terapia Neural según Huneke planteada inicialmente, hace que el Dr. Payán sea reconocido como el “filósofo” de la Terapia Neural y sea nombrado como miembro honorario de la Asociación Internacional de Terapia Neural según Huneke (1). De manera que a partir de aquí se comienzan a identificar dos enfoques claros de la Terapia Neural".

 

Categoría: