... Estamos cumpliendo con el aislamiento preventivo obligatorio en Colombia y que se extenderá hasta el 13 de Abril y seguimos desarrollando nuestra labor periodística de servicio a la comunidad. Hoy ya es jueves y la Frase del día: "La vida es demasiado corta para aparentar que sin Dios estamos bien".

... En la ciudad de Popayán se habla demasiado desde el gobierno municipal pero no se actúa con responsabilidad en momentos de crisis y más cuando los servidores públicos deben dar ejemplo. Al alcalde, Juan Carlos López Castrillón le iría mejor estando callado hasta el punto que los medios de comunicación del orden nacional no han hecho otra cosa que cuestionarlo por su comportamiento luego de dar positivo en la prueba del coronavirus, covid 19. La revista semana tituló “Alcalde de Popayán se burló de su contagio de coronavirus” mientras tanto no existe un plan de acción especial que permita atender la emergencia sanitaria, económica y ecológica.

... Las recomendaciones de los señores concejales de Popayán no han sido atendidas por los funcionarios del gobierno municipal. Hablando con varios de los concejales dicen que no hay avances significativos a pesar de la declaratoria de calamidad pública. Se deben coordinar las acciones que permitan articular toda la institucionalidad inclusive se debe llamar a la bancada parlamentaria que tampoco se siente en la ciudad. No es el momento del protagonismo. Hay que actuar y más cuando se habla de un Banco de alimentos pero la administración solo coloca el nombre y nada más.

... En Popayán hay muchas familias vulnerables que hoy necesitan de la solidaridad de todos. Hay en varios hogares en distintos sectores de la ciudad que tienen adultos mayores, otros están enfermos y nadie trabaja. Requieren de alimentos, medicamentos y de otras ayudas. Dónde está el plan de acción para atender a estas personas desde el gobierno municipal de Popayán? Necesitamos que se vea la acción efectiva de la institucionalidad en la emergencia.

... Se han creado aplicaciones tecnológicas para prestarle un servicio gratuito a la ciudadanía en general y en especial a las entidades de salud de Popayán y de todo el territorio nacional. Nos cuenta el ingeniero electrónico de la universidad del Cauca, José Luis Cerón, radicado en Medellín que se ha constituido un equipo multidisciplinario con 30 profesionales voluntarios entre los cuales están: médicos, diseñadores, desarrolladores, entre otros para generar sinergia que permita trabajar en un solo frente y ayudar en esta situación de crisis sanitaria. El objetivo es solución para la ciudadanía en donde puede registrar sus síntomas y ser contactado con médicos de primera línea, los cuales filtran los casos y detectan los que son de alto riesgo. Se hará la automatización en la generación de reportes para trabajadores de salud, quienes deben entregar el reporte al ministerio de salud todos los días, ya que hoy se hace de manera manual. También se hará la recolección de información para determinar focos epidemiológicos y brindar la información a las entidades respectivas. Esa clase de iniciativas ciudadanas de profesionales egresados de la Universidad del Cauca son bienvenidas ante la falta de liderazgo en las entidades públicas.

... Nos corresponde a diario ser reiterativos en la necesidad de acatar las normas en momentos que estamos en una declaratoria de emergencia sanitaria, económica y ecológica. Hay que estar en casa. Es mejor prevenir debido a que viene aumentando los casos de personas contagiadas con el coronavirus, covid 19. Hay gente que no ha podido comprender la gravedad de lo que viene pasando en distintos países del mundo. Insistimos es mejor quedarse en casa y evitar asumir riesgos.

... Todos los integrantes del concejo municipal de Popayán están inconformes por el trato que se les ha dado desde la alcaldía. No han sido tenidos en cuenta para  contribuir a solucionar la emergencia que hoy se presenta por la emergencia sanitaria, económica y ecológica. Han enviado varios oficios al alcalde, Juan Carlos López, a la alcaldesa encargada, Elvia Rocío Cuenca y no  han encontrado respuesta.

Por ejemplo este comunicado de la ex candidata a la alcaldía y hoy concejal, Rosalba Joaquí Joaquí para que ustedes saquen sus propias conclusiones:

Como Concejal elegida por voto popular y en representación del pueblo teniendo como eje rector la participación democrática de la comunidad y conforme lo establece la Constitución política de Colombia en su artículo 313 corresponde a los Concejos en su numeral 1. Reglamentar las Funciones y la eficiente prestación de los servicios a cargo del Municipio. Hoy quiero manifestar mi inconformismo ya que hemos enviado oficios a la administración Municipal y a la fecha no hemos obtenido respuesta alguna sin embargo el día 23 de Marzo en horas de la tarde se realizó una reunión virtual a la cual participe vía telefónica, con varios inconvenientes de comunicación y a la cual no logre participar y teniendo en cuenta las intervenciones me sentí como una invitada de Piedra por ello considero que la administración debe recordar que:

  • El concejo es parte de la rama del poder ejecutivo
  • Los concejales somos elegidos por voto popular y estamos en representación del pueblo
  • Que es antidemocrático  desconocer la representatividad nuestra pues no fuimos tenidos en cuenta en la construcción del plan de acción especifico 

 Y solicito:

  • Que el plan de acción especifico sea publicado y conocido por la ciudadanía, que se adelanten los ajustes necesarios donde se contemple las propuestas realizadas por el Concejo.
  • Que se inicie la adquisición de insumos necesarios y la contratación del personal idóneo
  • Que se adelante las acciones pertinentes en cuanto al traslado de recursos presupuestales
  • Que se escuche y se tenga en cuenta las opiniones de diferentes sectores como el nuestro que representamos a una comunidad, a los exalcaldes a los líderes y profesionales idóneos en el sector de la salud.
  • Que se invite a los parlamentarios a vincularse para ejecutar el plan de acción específico ya que también fueron elegidos por voto Popular.
  • Que se le informe a la comunidad de forma clara y abierta que acciones se han adelantado y cuál es el estado real de la situación.
  • Que los programas que habla el gobierno nacional como se van a ejecutar al igual que como se va a apoyar a familias que no hacen parte de esta clase de programas.

 

Atentamente.     

                                                                                                     

Rosalba Joaquí Joaquí

Concejala Estatuto de la Oposición

 

Frase para este jueves: Todas las batallas de la vida sirven para enseñarnos algo, inclusive aquellas que perdemos. Paulo Cohelo.

 

***

 

Un buen artículo escriibió la comunicadora social, Adriadne Villota Ospina, titulado "El virus de la desinformación"

Nos tocó la pandemia del Covid-19 justo en un momento en la humanidad está ‘hiperconectada’, en que podemos conocer- casi al instante- lo que ocurre en cualquier lugar del planeta. Esto debería ser una ventaja porque tenemos un fácil acceso a la información y debería permitirnos conocer la situación, entenderla y saber qué hacer.
Sin  embargo, estamos ante el caos de la desinformación, las redes están saturadas de opiniones, de mensajes replicados y compartidos, de datos que se contradicen, de supuestas ‘curas’ para el virus, de testimonios en video que ni siquiera se sabe si son reales o si son ‘puestas en escena’.
Ni qué decir de la información que sale de las instituciones donde se trabaja a ‘ensayo y error’, donde todo es improvisado, donde se hacen anuncios antes de tener decretos y donde se expiden decretos o medidas que luego suspenden.
Pululan las cadenas, las falsas noticias que confunden y crean más zozobra.
Priman los egos y los egoísmos, las instituciones se ‘pisan los talones’ y pelean por su autonomía. Al tristemente famoso ‘usted no sabe quién soy yo’ podríamos agregarle ahora  el ‘aquí mando yo’ que ha repercutido en el manejo de la información y en la toma de medidas necesarias.
La gente está confundida, desorientada y desinformada.
Ahora es cuando se hace evidente- más que nunca- la necesidad de profesionales cualificados para el manejo de las comunicaciones y la información, tanto en el plano organizacional como en el periodístico.
Es el momento de entender que no es tan sencillo emitir comunicados, que hacer ‘videitos’ o ‘postear’ no algo fácil ni instrumental (no se trata de hacer por hacer) y que las comunicaciones corporativas deben ser verdaderamente estratégicas, respondiendo a conceptos y planes de fondo.
En esta coyuntura es cuando más se requiere el rigor periodístico, donde se debe entender que no todo el mundo está capacitado para informar y que los periodistas tienen una responsabilidad social que por años ha sido ignorada y no reconocida como debería ser.
El virus de la desinformación puede ser más fatal que la misma pandemia, puede generar caos social y económico, puede alentar acciones erróneas y puede desestabilizar nuestra sociedad.
Señores y señoras, esta pandemia nos ha dejado claro que cualquiera no puede desempeñarse como comunicador, que cualquiera no es periodista…
Tenemos ante nosotros el inmenso reto de informar más allá de los tradicionales conceptos de veracidad e imparcialidad, tenemos que conectarnos con la sociedad, facilitar la comprensión y comunicar con responsabilidad, rigor y sensatez.

 

***

El Coronavirus nos obliga a guardar disciplina social.

Por Hemberth Javith Paz Gómez

Mantener en orden las diversas conductas humanas es un imposible por el carácter diferente de cada individuo …La personalidad humana estudiada por Sigmond Froid el “Padre del Psicoanálisis” es de ocho a once comportamientos conforme al carácter de la persona… Así encontramos el Carácter nervioso, el apasionado, el carácter colérico, el sentimental, el sanguíneo y otros… En definitiva, se considera que tener un carácter u otro es el resultado de las experiencias de la persona desde el nacimiento y tiene posibilidad de modificarse a medida que la persona se enfrenta a situaciones nuevas que operan en tres niveles de conciencia: el preconsciente, el consciente y el inconsciente.

En las circunstancias en que estamos, el comportamiento social debe ser consciente, acatando las medidas preventivas y las nuevas prácticas de la cotidianidad en aseo individual, familiar y público para evitar el virus Covid-19, porque de no hacerlo con disciplina y meticulosidad, podemos contraerlo y si el caso se agrava, perecer…Y no solo se contamina él sino muchos que están a su alrededor y con quienes haya interactuado.

En Colombia hasta el momento de escribir esta nota, se registraban 331 casos… Ahora que la leo, pueden estar en 350 o más…Mencionan que han fallecido tres personas pero la cuenta que llevo es de cuatro…No tienen en cuenta un caso en Buga. Los otros que publican se dieron en Cartagena, Cali y Santa Marta…La mayoría de infectados entraron por el aeropuerto El Dorado …En las últimas dos semanas 3.710 personas regresaron al país, cuántos de ellos con el coronavirus, de ahí el alto peligro en que está Colombia por no cerrar el ingreso del extranjero.

Reiteramos que ante una pandemia de estas se impone la disciplina social porque, insistimos, que quien adquiere el virus se le manifestará en 14 días y por eso esta y la próxima semana son cruciales por la cantidad de enfermos de coranovirus que van a salir, todo por la indisciplina ante las medidas que debían acatar y adoptar… Para que la epidemia no se extienda, acatemos las medidas sanitarias y guardemos aislamiento…Es, reitero, asunto de disciplina social, conducta que no observamos por arrogantes, soberbios y sacar a relucir el “Usted no Sabe quién soy yo”, máxima expresión de indisciplina social y anarquía…actitud que debe desaparecer. -

 

***

La salud mental, clave durante la cuarentena

 

Por Martha Díaz-Colweb

 

Es común que en cualquier epidemia que surja, las personas se sientan estresadas, nerviosas y preocupadas. Es normal que las personas sientan miedo de enfermar o morir y muchas veces no se acercan a los centros de salud por temor a infectarse, mientras reciben atención y mucho más temen perder el sustento, a no poder trabajar por el aislamiento y a quedarse socialmente excluidas por haber sido enviadas a cuarentena.

A veces se siente impotencia, al querer proteger a los seres queridos y miedo a perderlos debido al virus, sin poderlos cuidar. Sentimos sensación de desamparo, aburrimiento, soledad y depresión, debido al aislamiento.

Aquí la actividad física juega un papel importante, como también los ejercicios de relajación como respiración, meditación o concientización.

Leer libros y revistas puede ayudar y reducir el tiempo ocupado, en lugar de ver imágenes negativas en la TV o en escuchar rumores. Busque en fuentes confiables y reduzca el tiempo utilizado en encontrar información 1 a 2 veces por día, en lugar de a cada hora.

Es normal sentirse triste, angustiado, preocupado, confundido, asustado o enojado durante una crisis. Pero hable con personas de su confianza y póngase en contacto con sus amigos y familia.

En casa, mantenga un estilo de vida saludable, lo que incluye una dieta adecuada, sueño, ejercicio y contacto social con los seres queridos en el hogar. Manténgase en contacto con la familia y los amigos a través del correo electrónico, haga llamadas telefónicas y el uso de plataformas de redes sociales y no consuma tabaco, alcohol u otras drogas para enfrentar sus emociones.

Y si se siente abrumado, hable con un psicólogo o trabajador social, u otra persona confiable de su comunidad, por ejemplo, un líder religioso o una persona mayor.

Tenga un plan para saber a dónde acudir y pedir ayuda para su salud mental y física y sus necesidades psicosociales y si fuera necesario y obtenga datos sobre su nivel de riesgo y cómo tomar precauciones.

Utilice fuentes creíbles para obtener la información, como el sitio web de la Organización Mundial de la Salud, OMS, o un organismo de salud pública local o estatal. Y lo mejor es que disminuya el tiempo que usted y su familia ocupan viendo o escuchando cobertura mediática y preocupante. Y si es posible, aproveche habilidades que haya utilizado en el pasado durante tiempos difíciles, para manejar sus emociones durante este brote del coronavirus.

Los adultos mayores necesitan más atención

Los adultos mayores, en especial aquellos que se encuentran en aislamiento o padecen deterioro cognitivo o demencia, pueden volverse más ansiosos, enojados, estresados, alterados, recluidos o excesivamente desconfiados, durante la cuarentena.

Se les debe proporcionar apoyo emocional a través de redes familiares y profesionales de la salud mental. Se pueden compartir datos simples sobre lo que está ocurriendo y brindar información clara sobre cómo reducir el riesgo de infección en un lenguaje que las personas mayores, puedan comprender.

En el caso de las personas mayores que reciben atención en residencias (por ej., vida asistida, hogares para ancianos), los administradores y el personal deben asegurarse de contar con medidas de seguridad para evitar la infección mutua y el brote de preocupación o pánico excesivos.

Asimismo, se debe brindar apoyo al personal de atención que puede permanecer en cuarentena extendida con los residentes, sin poder ver a sus familias. Los adultos mayores son particularmente vulnerables al COVID-19, dadas sus fuentes de información limitadas, sistemas inmunitarios más débiles y la tasa de mortalidad más alta por el virus COVID-19 observada en la población mayor.

Se debe prestar especial atención a los grupos de alto riesgo, es decir, las personas mayores que viven solas, sin parientes cercanos; que tienen una condición socioeconómica baja o afecciones de salud, como el deterioro cognitivo/demencia u otras enfermedades, que afectan la salud mental.

Es necesario informar a las personas mayores con deterioro cognitivo leve o demencia en etapa temprana, sobre lo que está ocurriendo dentro de la medida de su capacidad y brindar apoyo que alivie su ansiedad y estrés.

En cuanto a las personas con deterioros moderados o demencia en etapas avanzadas, se deben satisfacer sus necesidades cotidianas y médicas durante el periodo de cuarentena. 

"Es importante que haya un acceso ininterrumpido a los medicamentos esenciales (para la diabetes, el cáncer, enfermedades renales, el VIH). Se debe brindar a todas las personas mayores aisladas o infectadas, información verídica sobre los factores de riesgos y sus posibilidades de recuperación", señaló el cardiólogo Gabriel Robledo.

Se debe brindar a las personas mayores información y explicarles cómo obtener asistencia práctica si la necesitaran, como un taxi o la entrega de provisiones. La distribución de bienes y servicios materiales de prevención (por ej., mascarillas, desinfectantes), provisiones de alimentos suficientes y el acceso a transporte de emergencia, puede reducir la ansiedad en la vida cotidiana.

Se pueden sugerir a las personas mayores algunos ejercicios físicos que puedan realizar en sus hogares en cuarentena, para mantener su movilidad y reducir el aburrimiento.

Los niños deben entender la crisis

"Los niños pueden responder a una situación difícil o desestabilizadora de distintas formas como aferrarse a sus cuidadores, sentirse ansiosos, retraerse, sentirse enojados o alterados, tener pesadillas, mojar la cama, tener cambios de humor frecuentes," señaló la psicóloga Diana Mejía.

Por lo general, los niños se sienten aliviados si pueden expresar y comunicar sus sentimientos e inquietudes en un entorno seguro y comprensivo. Cada niño tiene su propia forma de expresar sus emociones.

A veces desarrollar a actividades creativas, como jugar y dibujar, pueden facilitar este proceso. "Se debe ayudar a los pequeños a buscar formas positivas de expresar sus sentimientos de inquietud como el enojo, el miedo y la tristeza. y fomentar en ellos un ambiente de mayor atención y sensibilidad" dijo la psicóloga Mejía.

Recordar que los niños suelen captar las señales emocionales de los adultos importantes en sus vidas, es por eso que la forma en que los adultos respondan a la crisis es muy importante.

Es fundamental que los adultos manejen bien sus propias emociones y permanezcan en calma y escuchen las preocupaciones de los niños, les hablen con amabilidad y los tranquilicen. Si corresponde y dependiendo de la edad, se puede alentar a los padres a abrazar a sus hijos y repetirles que los aman y están orgullosos de ellos. Esto los hará sentir mejor y más seguros. Y si fuera posible, crear oportunidades para que jueguen y se relajen.

Si es necesario separar a un niño de su cuidador primario, se debe asegurar que haya una alternativa adecuada y que un trabajador social, o equivalente, que le realice un seguimiento el periódico.

Mantener las rutinas y cronogramas habituales en la mayor medida posible o ayudar a crear nuevas rutinas en un nuevo entorno, que incluyan aprendizaje, juego y relajación. Si es posible, se deben mantener las tareas, el estudio u otras actividades rutinarias, que no pongan en peligro al niño o vayan en contra de las autoridades sanitarias.

"Demostrar a los niños cómo pueden mantenerse seguros (por ejemplo, mostrarles la forma eficaz de lavarse las manos y evitar especular sobre rumores o información no verificada frente a ellos", dijo la psicóloga.

Se les puede brindar información sobre lo que ocurre o podría suceder de una forma tranquila, honesta y adecuada para su edad.

Las actividades deben enseñarles sobre el virus, pero también es importante mantenerlos activos, cuando no están en la escuela, por ejemplo, utilizando juegos para lavarse las manos con rimas, crear historias imaginarias sobre cómo el virus explora el cuerpo o hacer que la tarea de limpiar y desinfectar la casa sea un juego divertido. Explicar a los niños sobre los equipos de protección personal es importante, para que no se asusten.

Así que no se deje llevar por la intranquilidad y el miedo. Las crisis se superan y hacerlo está en nuestras manos.

 Fuente: Organización Mundial de la Salud, OMS, Psiquiatría.com