Un grupo de 150 empresas del oriente de Colombia recibirán apoyo del programa de Fábricas de Productividad

Con el objetivo de resolver los cuellos de botella en los procesos internos de las empresas en la región, el Gobierno Nacional lanzó en Bucaramanga el programa Fábricas de Productividad, con el que atenderá 150 compañías del departamento en 2019.

En esa región, la ejecución del programa se extenderá hasta el 2022, con el fin de que las compañías mejoren su capacidad de producción, optimicen recursos y eleven su calidad, entre otros factores clave para mejorar la productividad interna. Tendrá cobertura a través de las cámaras de Aguachica, Arauca, Barrancabermeja, Bucaramanga, Casanare, Cúcuta, Ocaña, Pamplona y Piedemonte Araucano.

El Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, Colombia Productiva (antes Programa de Transformación Productiva, PTP), la Cámara de Comercio de Bucaramanga y el SENA presentaron esta gran apuesta, incluida en el Plan Nacional de Desarrollo para dinamizar la competitividad del tejido empresarial de la región.

“Aumentar la competitividad de la región requiere de trabajar en el corazón de las empresas. Con Fábricas de Productividad, Colombia cuenta con un ambicioso programa para ayudar al tejido empresarial a producir más y mejor. Así podrá competir en el mercado nacional y en el internacional”, señaló el ministro de Comercio, Industria y Turismo, José Manuel Restrepo.

A través de asesorías especializadas, el programa ayudará a las empresas a mejorar sus procesos de producción (reducir tiempos y costos), optimizar el consumo de energía para tener productos con precios más competitivos, cumplir normas de calidad, aumentar el uso de herramientas tecnológicas, incorporar prácticas sostenibles, tener mejor gestión gerencial y entregar a tiempo los productos y servicios, sin sobrecostos y con la calidad requerida.

Cada una de las empresas que forme parte del programa recibirá 80 horas de asistencia especializada para mejorar en estos aspectos en el primero año.

“De acuerdo con hallazgos de Colombia Productiva, en esta región, el crecimiento de la productividad de las empresas se ve afectado por factores como incumplimientos en los tiempos a sus proveedores, la ausencia de estrategias comerciales, la falta de medición en el consumo de energía y la ausencia de certificaciones de calidad que permita llegar a nuevos mercados”, indicó el presidente de Colombia Productiva, Camilo Fernández de Soto.

El conocimiento que la Cámara de Comercio de Bucaramanga tiene sobre las empresas de la región, así como la experiencia de Colombia Productiva en modelos de asistencia técnica, para mejorar la productividad, permitirá llevar a Fábricas a cada una de las firmas de Santander para brindar asesoría personalizada y, de acuerdo con las necesidades de la compañía, definir un plan de acción para volverlas más eficientes y competitivas.

“En el oriente del país contamos con 150 cupos para empresas de Santander, Norte de Santander y la región se vinculen a este programa. La invitación a todos los empresarios es a no perderse esta oportunidad. Los retos para cada región son diferentes, cada una tiene sus particularidades, por esto hemos trabajado con el Gobierno para que las políticas de intervención empresarial lleguen de manera particular, de ahí nace Fábricas de Productividad, programa que acompañamos desde la Cámara de Comercio de Bucaramanga. Coincidimos con el Gobierno Nacional en que, para fortalecer el tejido empresarial de las regiones, debemos detectar lo que pasa dentro de las empresas, y con base en esto realizar los procesos de mejora que sean necesarios”, afirmó Juan Camilo Beltrán, presidente de la Cámara de Comercio de Bucaramanga.

El SENA también se sumó a esta iniciativa, con un monto de $1.000 millones, recursos que contribuirán a la formación de nuevos expertos en productividad y a la creación de una Base Nacional de Extensionistas. Esto permitirá dar continuidad a los diagnósticos y la ejecución de los servicios de las empresas.

“Para el caso de Santander se consolidará una base de extensionistas, que se logra a partir de experiencias del SENA, tales como las convocatorias de fomento a la innovación y desarrollo tecnológico, que a la fecha ha entregado recursos por $5.808 millones 33 empresas del sector industrial y servicios, principalmente. Así mismo, a partir de los Centros de Desarrollo Empresarial SBDC, hemos brindado asesoría a pequeñas empresas, mediante la aplicación de un diagnóstico, la formulación de un plan de acción de fortalecimiento y su implementación, beneficiando desde el 2017 a 173 empresas con este modelo”, explicó Orlando Ariza Ariza, director del SENA en Santander.

Las empresas se pueden postular al programa a través de www.fabricasdeproductividad.com
 

Aumento de la eficiencia en procesos del 30%

Diez empresas de Santander, que generan cerca de 600 empleos, participaron en el piloto de Fábricas de Productividad, entre septiembre y noviembre de 2018, con la participación de sectores como industrias del movimiento; industrias para la construcción; textiles y confecciones; cuero, calzado y marroquinería; así como química básica.

En promedio, con las estrategias implementadas, las empresas del piloto arrojaron un incremento en la eficiencia de sus procesos de 30%. Los resultados están asociados, principalmente, a acciones como la disminución de tiempos de los ciclos productivos, el aumento de la capacidad de producción y la reducción de los costos operativos.

Como ejemplo, la empresa Biton Leather, que comercializa artículos en cuero, bajó de 5,8 días a 3,5 días su ciclo productivo, es decir, una reducción de 60%. Otro caso fue la empresa Adipack Adinox, fabricante de máquinas envasadoras de leche, que pasó de producir 3,5 unidades por hora, hasta 4,7 unidades por hora (aumento de 34%); o Ninox, que fabrica camiones industriales, que bajó 17% su costo por cada tanque.
 

Para las empresas, el programa funciona en cinco pasos:

  1. Postulación: Las empresas se postulan a través de www.fabricasdeproductividad.com y entran a una fase de evaluación para verificar que cumplen los requisitos mínimos del programa. y x.
  2. Diagnóstico: Si la empresa cumple los requisitos mínimos, un gestor local (experto en productividad vinculado a la Cámara de Comercio de Bogotá), visitará la empresa y hará un diagnóstico a profundidad para diseñar un plan de trabajo.
  3. Definición de servicios a tomar: En conjunto con el gestor y Colombia Productiva, la empresa define las líneas de servicio del programa en las que se quiere trabajar y que serán atendidas por un extensionista.
  4. Intervención: El extensionista iniciará la asesoría de acuerdo con las necesidades de la empresa. Esta fase contempla una intervención de 80 horas de asistencia técnica especializada.
  5. Evaluación: Una vez la empresa finaliza la asesoría de 80 horas, se realizará una evaluación. De acuerdo con los resultados, se concertará con la empresa si continúa el proceso de mejora continua e inicia un nuevo ciclo.
Categoría: